Para la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), no es momento de impulsar leyes que saboteen al país, dijo sobre la reforma eléctrica de AMLO.

«Nuestra nación enfrenta una severa crisis económica que requiere señales positivas para poder revertir los 9 trimestres consecutivos con falta de crecimiento.  La más potente es dar confianza a la inversión, es dar certeza sobre las reglas a partir de las cuales se toman decisiones para que lleguen más recursos y se generen empleos. No es momento, ni se enfrentan las condiciones para darnos el lujo de impulsar leyes que auto-saboteen a México», señaló en comunicado.

La cúpula que encabeza José Medina Mora Icaza hizo un llamado al Poder Legislativo a que esta iniciativa preferente no sea aprobada en sus términos por el daño económico, ambiental y el perjuicio a las familias que generaría.

Apuntó que ya los últimos meses se registró una caída histórica del PIB, el cierre definitivo de más de un millón de negocios y la pérdida de casi 600 mil empleos.

«La recuperación no está siendo tan acelerada como sería deseable y se ha visto comprometida por los recientes apagones que han afectado a 23 entidades federativas y han detenido o restringido la operación de la planta productiva con pérdidas superiores a los 18 mil millones de pesos», señala.

Recordó que es importante considerar que el despacho a la energía termoeléctrica producida por la CFE tiene un costo de generación 5 veces mayor a la generación de energía solar o eólica por parte de empresas privadas.

on esta reforma, la energía solar o eólica sería la tercera en ser despachada, agrega. La generación privada en México ha contribuido a disminuir costos de generación. CFE tiene costos de 1.23 a los 2.05 pesos por kilowatt-hora (kwh), mientras los productores particulares tienen costos de 0.82 pesos por kwh, explica.

ElHeraldodeMéxico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *